Saltar al contenido
Pandemónium sin gluten

Hidromiel, la bebida de los dioses

febrero 27, 2020

Quizás no lo sabias, pero la hidromiel es una de las bebidas alcohólicas más antiguas de la humanidad. De hecho, se especula que fue la primera en ser creada.

Esto se debe a que es una bebida muy muy sencilla de hacer. Solo necesitas un fermentador y 3 ingredientes básicos:

  • Agua
  • Miel
  • Levadura orgánica

¿Que rayos es un fermentado?

Antiguamente, muchas bebidas alcohólicas se preparaban sin saber exactamente que rayos habia pasado. En su mayoría, eran fruto de accidentes y del maravilloso azar.

Todo empezaba con la mezcla de ingredientes. Después, dejaban el brebaje al aire libre y, las levaduras naturales que hay en el aire, se posaban en la bebida. Si entre la mezcla, se habia incluido un ingrediente que contuviera azúcar (como por ejemplo, la miel), las levaduras naturales, se lo comian, iniciando así, el proceso de la fermentación.

Si, has leido bien… SE LO COMEN.

La levadura o fermento es, en realidad, un conjunto de diversos hongos, microscopicos y unicelulares, capaces de iniciar los procesos de descomposición de azúcares y carbohidratos.

Esta transformación es la «típicamente» conocida fermentación

Cuando la levadura se come los azúcares, genera dos cosas interesantes: C02 y alcohol. Al descubrirse este proceso, la fermentación empezó a servir de base para fabricar gran variedad de bebidas alcoholicas como la cerveza, el vino y, entre otras, la hidromiel.

Y todo, gracias a estos hongos magicos 😉

La hidromiel no solo es una bebida vikinga.

En Europa, la bebían en abundancia griegos, romanos, celtas, normandos, sajones y vikingos.

El propio Julio César era un fanático de la hidromiel!

Para los mayas era un bebida sagrada utilizada en ceremonias religiosas. Y, durante el siglo XV, el principe de Moscú Basilio III de Rusia, llegó a prohibir la libre elaboración de esta bebida, dejandola solo en manos del estado y de los monjes.

Pero entonces… ¿Porque se la reconoce como bebida vikinga?

En la mitologia nordica, la hidromiel tuvo un gran peso. Era (y es) bebida de dioses y se dice, que quien la bebe, obtiene sabiduria y inspiración para componer poemas. No es de extrañar que existan canciones sobre las bondades del hidromiel, verdad?

En las antiguas Eddas Nórdicas, podemos encontrar el origen mitologico de esta bebida espirituosa. La historia nos narra la manera en que, mediante engaños y trapicheos, Odín les robó El Hidromiel de la Poesia a un par de enanos picarones.

Si te interesa conocer historias de la mitologia nórdica, mantente atento al blog y pronto publicaremos una entrada relacionada 😉

Y el ingrediente secreto es…

Esto es lo mas divertido e interesante. Para sazonar un poco la bebida y darse mas vitalidad en batalla, los vikingos le añadian cornezuelo de centeno.

Dicho así, no parece gran cosa, pero ojo con el cornezuelo!

Se trata de un pequeño hongo parasitario, que puede afectar a gran variedad de cereales y hierbas. Entre las substancias químicas que componen este hongo, se descubrió que es muy rico en ácido lisérgico, ni mas ni menos que la base del LSD 😏

Un pequeño paso…

…conlleva una gran responsabilidad!

UPS! La frase no era esa, pero los pasos y el poder los poneis vosotros! 😛

Nuestro objetivo es el de conectar todas las cosas o conceptos que podamos partiendo de este post. Este es nuestro «germen», el principio de la cadena.

¿Te atreves a adivinar cual será el siguiente? ¡Dejanos un comentario y te leemos encantadxs! 😉